Voluntariado

Programa de Voluntariado

Los Voluntarios y Voluntarias son las personas que participan activa y desinteresadamente en la misión de la Fundación, estableciendo una relación personal directa, cálida y cercana con las personas que, de mutuo acuerdo, se les asignen. Son una figura clave, de la que fuimos pioneros en Álava, convirtiéndose en referencia personal y emocional del tutelado. Se relacionan, salen juntos, comparten sentimientos, inquietudes y experiencias.

En definitiva, los voluntarios constituyen un pilar básico en nuestra actividad, resultando imprescindibles para la mejor atención de los tutelados y el incremento de su calidad de vida.

El Programa de Voluntariado Tutelar abarca desde la divulgación para la captación de personas voluntarias hasta su asignación personal, formación, supervisión y apoyo. Todo ello bajo la responsabilidad última de la Fundacion, que es quien ostenta el cargo de tutor.

Con su apoyo contribuyen a la mejora de la calidad de vida, especialmente en sus relaciones interpersonales, bienestar emocional, desarrollo personal e inclusión social, mejorando las situaciones de aislamiento social de algunos de ellos.

DEFINICIÓN Y COMETIDOS DEL VOLUNTARIO TUTELAR

El Voluntario Tutelar es aquella persona que, participando de la misión de la Fundación, decide establecer una relación personal cálida y cercana con la persona incapacitada que, de mutuo acuerdo, se le asigne.

CRITERIOS DE ACTUACIÓN

El papel desempeñado por el Voluntario Tutelar obedece a su compromiso y sensibilidad con la persona tutelada, cuyos derechos y necesidades representa y asume como si fueran propios, con el apoyo de la Fundación Tutelar USOA.

Los criterios que guían su actuación son:

  • El tutelado es, primero y fundamentalmente, una persona y, sólo en segundo lugar, alguien con una discapacidad por la que ha sido declarada legalmente incapaz.
  • El ejercicio de la tutela exige el apoyo y la protección de las personas incapacitadas, entendidos como respeto a su dignidad y promoción de sus capacidades.
  • El tutelado es una persona interesante y valiosa, y el Voluntario Tutelar debe ayudarle a sentirse y comportarse como tal.
  • El Voluntario Tutelar debe constituirse en modelo de comportamiento, representando la norma social en sus valores, conducta y apariencia.

COMETIDOS Y TAREAS

En la relación con la persona tutelada:

  • Responder a sus necesidades afectivas, manteniendo relaciones personales frecuentes y llenas de sentido.
  • Preocuparse por sus condiciones materiales de vida (alojamiento, salud, alimentación, apariencia…)
  • Darle oportunidades para realizar actividades propias de su edad y características personales.
  • Fomentar su participación en actividades de ocio divertidas e integradoras.
  • Responder o acudir cuando la persona tutelada lo necesite
    En la relación con la Fundación Tutelar USOA:
  • Informar periódicamente de la situación general de la persona tutelada, sugiriendo y dando cuenta de aquellos hechos o cambios que puedan afectar significativamente a su vida.
  • Participar en sesiones de preparación que le capaciten para cumplir mejor su misión.
  • Intercambiar experiencias con otros Voluntarios Tutelares en reuniones celebradas a tal efecto.
  • Dar a conocer con prontitud las posibles vulneraciones de los derechos de la persona tutelada.

En resumen, el Voluntario Tutelar es una persona independiente y leal a la persona tutelada, que actúa con la diligencia de un buen “padre de familia”. Todo ello, bajo la responsabilidad última de la Fundación Tutelar USOA que responderá de la actuación del Voluntario Tutelar.

Servicio de Acogida de Voluntarios

La Fundación Tutelar USOA somos una gran familia en la que Voluntarios y Tutelados tienen un papel protagonista. Te invitamos a formar parte de ella y vivir una historia de afecto y compromiso mutuos, con algunas responsabilidades y muchas satisfacciones personales. Una historia de superación compartida con final feliz.
Si quieres formar parte de nuestra gran familia, en el Servicio de Acogida de Voluntarios Tutelares te recibiremos con los brazos abiertos.

¿HABLAMOS?

PROGRAMA DE VOLUNTARIADO
Puedes contactarnos en:
C/ Obdulio Lz. de Uralde, 17
01008 Vitoria-Gasteiz (Álava)

945 77 87 00

ftusoa@ftusoa.org

Las cartas de Consuelo

Las cartas de Consuelo

“Nadie me ha dicho nunca cosas tan bonitas. Son mis cartas de amor”. Quien así se expresa es Ángela, Delegada Tutelar, y sobre todo amiga, de Consuelo. Cuando se conocieron, en la primavera del año 2000, en la parroquia del barrio de Adurza, se reconocieron como almas gemelas destinadas a entenderse. Y, con el tiempo, a quererse.

Desde aquel feliz encuentro, su relación personal y epistolar ha ido creciendo. Consuelo, cada vez que le ocurre algo relevante, llama o escribe a Ángela para contárselo. Como suele afirmar Consuelo, “Ángela es mi segunda madre. Es maravillosa, muy especial para mi. La quiero mucho”.

Comparten muchas aficiones y es muy frecuente verlas paseando juntas por el barrio, en misa, de compras, en el centro de salud… Ambas forman parte de uno de los Coros de la Parroquia de Adurza y suelen participar en salidas y excursiones.

Con el tiempo, Ángela se ha convertido en confidente de Consuelo y le aconseja sobre como afrontar diferentes aspectos de su interés, incluso los relacionados con su vida privada. Gracias a ello, Ángela es el vínculo natural con la Fundación Tutelar para detectar necesidades de Consuelo o carencias en su entorno familiar.

Cuando Miguel encontró a Tina

Cuando Miguel encontró a Tina

Miguel conoció a Tina en 1998, cuando Tina acudió a los servicios asistenciales que la Comisión Ciudadana Antisida de Vitoria-Gasteiz ofrece a los entornos más marginales de la ciudad.

Por aquel entonces, Tina era una joven inmersa en un ambiente de continuo riesgo, influida por su entorno más próximo. Ante su preocupante situación de desamparo, Miguel contactó con la Asociación a favor de las personas con discapacidad intelectual de Álava, APDEMA, para abordar la situación de Tina en su totalidad, incluida su discapacidad intelectual.

Desde sus inicios, la relación entre ambos siempre ha sido más personal que profesional. Ambos se conocen profundamente y las complicidades que comparten les mantienen unidos, interdependientes. Según afirma Miguel, “es un compromiso personal que no me cuesta ningún esfuerzo, porque Tina se hace querer”. Por su parte, Tina siempre se muestra agradecida a Miguel por “haberla sacado de ese mundo”, con numerosas muestras de cariño.

Tomar café juntos es su deporte favorito. En torno a una taza, Tina suele encontrar el clima propicio para compartir con Miguel las decisiones importantes o los cambios más significativos que se producen en su vida. “Aunque algunos no me gusten, los consejos de Miguel son siempre mirando por mi bien”, reconoce ella.

Qué bello es vivir

Qué bello es vivir

Raúl e Iñaki o Iñaki y Raúl, tanto da. El orden de los factores no altera el binomio de amistad que les une desde el año 2007.

Iñaki es un joven con discapacidad intelectual que gracias a la positiva influencia de Raúl ha recuperado la alegría de vivir. “Gracias a Raúl, todo en mi vida ha mejorado mucho”, afirma Iñaki. Raúl, por su parte, ha aprendido gracias a Iñaki que la mejor forma de vivir la vida es compartirla. Según dice, “en contra de lo que pueda parecer, Iñaki es una persona muy vital, con una enorme ilusión y ganas de vivir que te contagian”.

Antes de conocerse, Iñaki no mostraba interés por nada. No tenía planes ni proyectos para su futuro, viviendo en una situación de hastío y apatía. Hoy día, en cambio, es una persona con un alto nivel de autonomía, que vive en un hogar de grupo gestionado por APDEMA, tiene un trabajo en el que es querido y valorado y que desempeña eficazmente.

Por influencia de su voluntario y amigo, Iñaki ha cumplido con éxito un curso de limpieza y ha logrado el título de monitor de tiempo libre. Pero sus retos no acaban ahí.

Recientemente, ha iniciado las clases para obtener el carnet de conducir, en busca de una mayor autonomía. Y es que, según Raúl, “Iñaki es ahora una persona mucho más alegre y estable en todos los aspectos de su vida, capaz de lograr todo lo que se proponga”.

QUIERO SER VOLUNTARIA/O TUTELAR